Comparador de estudios universitarios

Aún no has añadido estudios al comparador.
Usa el buscador y obtén comparativas de los estudios

Estudiar en Tallín

Qué ver en Tallín

La capital de Estonia tiene diversas atracciones turísticas que no puedes dejar de visitar. La mayor de todas es la Ciudad Medieval, que fue el centro neurálgico de Tallín entre el 1400 y el 1700.

Tallín

Digno de ver son el Ayuntamiento (Raekoda), de estilo gótico que data de 1404, y la plaza en la que se encuentra (Raekoja Plats), que durante los meses de más calor se llena de terrazas de las cafeterías y restaurantes de la zona. En invierno, el espectáculo viene de la mano del impresionante árbol de navidad y del mercado navideño. Como dato curioso mencionar que, en la esquina de la plaza se encuentra la farmacia más antigua de Europa (Raeapteek), puesta en marcha en el año 1422.

Ayuntamiento, Tallín

Cerca de ahí está la Iglesia del Espíritu Santo (Pühavaimu kirik), en cuyo interior está tallado en madera un altar pintado por Bernt Notke en el siglo XV. Desde ahí, recorriendo las calles Ikk y Lai, se llega al puerto de la ciudad.

Viru es la calle más comercial de Ciudad Vieja, desde donde se llega a la entrada de la ciudad, escoltada por dos grandes torres que dan salida hacia la parte nueva de Tallin. También es muy conocida la Katariinakaik Streetin.

Katariinakaik Streetin Old Tallinn

La Catedral ortodoxa rusa de Alejandro Nevski, con sus cúpulas de cebolla y su ecléctico estilo arquitectónico es otro de los imprescindibles. Su interior está ricamente decorado con mosaicos e iconos. Justo delante está el Parlamento de Estonia. La torre más famosa del complejo es la Pikk Hermann, de 1371. Reconocible porque en lo alto ondea la bandera del país.

Las murallas medievales que rodean la ciudad antigua, que en el siglo XVI contaban 2,4 km de longitud y entre 14 y 16 metros de atura. Tenían un total de 46 torres defensivas y 6 puertas de acceso. En la actualidad se mantienen en pie 1,9 km de muralla, 20 torres y dos puertas de entrada.

La Antigua fortaleza y prisión Patarei fue establecida en el año 1829 por órden del zar ruso Nicolás I. En el año 1919 fue convertida en prisión y así fue también durante el periodo soviético. Ahora es un museo y se puede visitar.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.