Comparador de estudios universitarios

Aún no has añadido estudios al comparador.
Usa el buscador y obtén comparativas de los estudios

Crónicas

Florencia

Autor: Javi

Mi historia es la siguiente: durante tercero de Derecho pedí, aunque sin muchas esperanzas, una beca Erasmus para irme a estudiar a Florencia. Elegí Florencia porque pensaba que el idioma no era excesivamente complicado en comparación con el alemán u otros por su similitud con el español. Al cabo de unos meses me enteré que me habían dado la beca. Así empecé a hacerme a la idea porque no había pensado en la posibilidad de irme a Italia. Comencé a buscar con mis amigos un piso por Internet que estuviera bien situado cerca de la facultad y no fuera muy caro. La verdad es que no fue fácil ni barato. Fuimos hacia Italia un par de semanas antes de que empezaran las clases para irnos habituando.

En el piso vivíamos seis personas. Allí las cosas no están demasiado caras con respecto a aquí, aunque hay cosas de uso diario que sí que están más caras.

En cuanto a las clases, no tuvimos muchos problemas para seguirlas. El nivel no fue excesivamente alto y obtuvimos buenas notas porque los profesores tuvieron en cuenta que éramos Erasmus y que nos costaba un poco más que al resto. Allí la gente era muy amable con los Erasmus que, por cierto, éramos un montón, sobre todo españoles.

Los italianos fueron muy majos con nosotros y conocimos mucha gente. Nos llevábamos muy bien con los otros Erasmus porque además teníamos muchas cosas en común. Italia es muy parecida a España en cuanto a costumbres y a la forma de vida. Creo que es el país con mayores semejanzas porque es también de cultura mediterránea.

Yo recomiendo irse de Erasmus y más a Italia.

Pavía

Autora: María Ofelia Teresa Faingasion

Todo comenzó como regalo de fin de curso. Al acabar mi Bachillerato mis padres me regalaron un viaje donde yo quisiera. Bien pude elegir Inglaterra para aprender el idioma más hablado en el mundo, pero decidí "aprender" de otra manera, aprender culturalmente, así que elegí Italia, la cuna del renacimiento. Además, también aprendí un poco de italiano hasta el punto de desenvolverme.

Como curiosidad decir que los italianos son muy parecidos en costumbres, comidas y religión a los españoles, así que no tuve problema en encajar con el ambiente de allí. Son muy majos. Por esto os animo a que cuando decidáis ir a un viaje de estudios no sólo consideréis los estudios o lo que piden en los puestos de trabajo, sino todo aquello que fomenta la culturización de nuestra mente.

Pavía

Autor: Javi

1- Cómo llegar

Cuando llegas a Pavía en avión puedes llegar al aeropuerto de Linate o de Malpensa. Cualquiera de los dos está bien, y tienen autobuses directos a Pavía. Linate está más cerca de Pavía que Malpensa, lo que pasa es que Malpensa es más grande y tienes más vuelos y más autobuses a Pavía.

Si vienes, intenta venir durante el día, pues los autobuses a Pavía se acaban y el servicio de taxis en Pavía se acaba sobre las 00.30 horas (los autobuses urbanos se acaban a las 20:00 horas, luego hay nocturnos cada hora y media hasta las 00:00 horas)

2- Alojamiento

En teoría la Universidad de Pavía tiene una oficina que te busca casa o residencia, pero debes de llamar para confirmarlo, pues el servicio deja mucho que desear. Los colegios en general están bien, pero solo te dan cama y cocina (en algunos casos te limpian la habitación, en otros te la limpias tú, te dan sabanas y mantas). Cuando llegas tienes que comprarte alguna cacerola, sartén, plato y cubiertos, etc. Vamos, que te tienes que montar una pequeña casa.

3- Transporte

Todo el mundo va en bici. Un buen precio son unos 20 euros.

4- Comer

Los comedores universitarios se llaman mensa, que no están dentro de la universidad. Para comer en ellos necesitas una tarjeta y con ella puedes comer. Problema: las tarjetas son diferentes según las rentas de tus padres, nosotros por ser Erasmus, se piensan que somos ricos y debemos pagar el máximo.

5.- Campus

Económicas, Derecha, Políticas... está en el centro, las demás, es decir Ciencias, está fuera de Pavía (Pavía es un pueblo, así que entiende que fuera de Pavía son 15 minutos andando desde el centro).

6.- Para hablar, viajar, etc.

Hay tres compañías de móvil fundamentalmente: Wind (un poco más barata y poca cobertura), Vodafone (también baratilla y mucha cobertura) y Tim (la más cara). En general los contratos son por segundos sin coste de llamada.  Tráete tu móvil de España liberado, por poco dinero te lo liberan en España, y así te evitas tener que cómprate el teléfono.

Cuando vas a la tienda a comprarte la tarjeta te piden el código fiscal, si tienes suerte y te haces el tonto, lo puedes comprar y sin más, si no tendrás que hacerte el código fiscal, te lo hacen bastante rápido.

Si viajas, hazte en España el carnet internacional del estudiante, es más barato que hacértelo aquí. Si piensas moverte en tren, sácate la carta verde, te hacen el 20% de descuento en los trenes.

7.- La universidad y el idioma

Los exámenes en general son orales, y la gente de Farmacia y Geología es la más puteada. Lo demás en general bien, pero olvídate eso que dicen de que si eres Erasmus te aprueban por la cara, es un bulo, al igual que el bulo de que el italiano es super facil. Si tienes oportunidad estudia algo antes de venir a España, de todas formas la universidad da cursos de italiano. El gobierno italiano también da cursos de italiano, pero son malos. Yo cuando vine no sabía nada, y en tres o cuatro meses hablas a un nivel bastante aceptable.

8.- Dinero

Italia es más caro que España, pero tu gasto está en función de tu nivel de vida.

9.- Vida social

Nunca pienses que Pavía, por ser una ciudad universitaria, tiene que ver algo con Granada, Salamanca, etc. Hay tres o cuatro cervecerías y una  discoteca y no pidas más que no hay.

10.- Permiso de soggiorno

Es el permiso de residencia, y lo haces en la questura. Esto es el coñazo más grande del mundo y puedes tardar meses en hacértelo, sin esto no te dan el libreto de exámenes (libro donde te apuntan tus asignaturas y lo llevas a los exámenes para que te pongan la nota). Para conseguir este permiso búscate la vida dando el coñazo en el Centro de Mobilita Studentesca. Aquí descubrirás que la administración italiana va de pena.

11.- Clima

Hay mucha humedad, en invierno hace mucho frío, y en verano te mueres de calor (y mogollón de mosquitos). Acostúmbrate a la niebla en invierno.

12.- Banco

Resígnate a sacar dinero con tu banco de España. Los bancos aquí no son como en España y puede ser una odisea conseguir una tarjeta de débito. Intenta pagar todo con tarjeta, que no te cobran comisión. Nunca piden identificarse, así que no se te ocurra perderlas.

13.- Opinión Personal

Ahora que se acaba mi etapa Erasmus, mi balance es 100% positivo y lo volvería a repetir sin ningún tipo de duda.

Roma

Autor: Iván

Yo estuve en Roma, en la universidad privada "LUISS" Guido Carli que era más pija que ni sé, pero bueno. En cuanto al idioma, ¡non c'è problema! Yo solo lo estudié quince días antes de ir y me planté en Italia sin ninguna dificultad.

Por lo que se refiere a los estudios, menos problemas aún, ya que además de las "facilidades" que suelen dar a los Erasmus, el sistema italiano es un poco peculiar y lo que para nosotros es un 5 -que en España hay que sudar para conseguirlo-, en Italia es un 18 y lo dan casi gratis porque para ellos es una "vergüenza" una nota menor de 23 (sobre 30). Además del sistema de appelli, que para cada examen hay tres días a elegir en un periodo de 6 semanas, con lo que entre examen y examen puedes llegar a tener hasta 15 días.

Por lo demás, el alojamiento es el único punto negativo en Roma ya que es carísimo. Además los pisos son más bien cutres, pero tiene su gracia. Lo que es baratísimo y a mí me pareció que estaba muy bien es la mensa o comedor universitario en el que comes por poquísimo dinero.

Por lo demás que os voy a contar de Roma y de Italia, son una ciudad y un país únicos, y para mi resultó un privilegio vivir esta oportunidad, sin duda fue el mejor año de mi vida.

Vayáis donde vayáis, ¡disfrutadlo!

Roma

Autor: Enrique del Castillo Blanco

Mi experiencia en Italia fue muy reconfortante porque saque muchas cosas buenas, amigos/as para toda la vida y muchas vivencias y fotos. La verdad es que tuve muchos problemas con las convalidaciones porque estudio Informática y las ingenierías en Europa llevan un sistema distinto, pero la verdad es que no me arrepiento de nada.

Los Italianos son buena gente cuando los conoces y la verdad es que yo encontré gente de muchos sitios y lugares, todos con ganas de pasarlo bien y hacer amigos. Las costumbres de Italia no son tan distintas de las españolas y no me fue difícil acostumbrarme. Os aconsejo mucha paciencia con el idioma y no ir solos a discotecas extrañas, por experiencia.

Si podéis ver Venecia y, sobre todo Florencia, no os lo perdáis, son lugares inolvidables. Italia es un monumento viviente, es intemporal y nadie puede volver decepcionado de una experiencia así. El nivel de vida es parecido al español así que no tuve problemas con el dinero. Se liga mucho y si se quiere también se aprende mucho. No os lo perdáis.

Siena

Autor: Manu Sánchez

Mi nombre es Manu Sánchez y voy a contar mi experiencia Erasmus en Siena, que para que os hagáis una ligera idea, definiría con la siguiente frase: "Erasmus a Siena, fra sogni e realtà", que significa "Erasmus en Siena, entre sueños y realidad".

Siena es una ciudad situada a unos 90 kilómetros al sur de Florencia y a dos horas y media al norte de Roma. A pesar de su buena situación y de disponer de estación de tren y autovía hasta Florencia y Roma, hay que decir que no está muy bien comunicada con el resto de Italia. Los aeropuertos más cercanos son los de Florencia y Pisa, siendo este último el que tiene más conexiones con aeropuertos españoles.

Hablar de Siena es hablar de la época medieval y de la protección de tradiciones y cultura hasta nuestros días. Se trata de una ciudad completamente amurallada, de calles estrechas y, ante todo, pequeña. Tiene una población de unas 70.000 personas, pero muchas de ellas viven fuera de la muralla. La ciudad está dividida en 17 contradas o barrios, cada uno de ellos con su propia bandera, escudo y estructura jerárquica. Diez de estas contradas (elegidas por sorteo) compiten cada 2 de julio y 16 de agosto en la fiesta más conocida e importante de Siena: el Palio. Se trata de una carrera de caballos con sus correspondientes gonfalonieri o jinetes, que montan a pelo, y que tiene lugar en la plaza del Campo, centro neurálgico de la ciudad. Después de dar tres vueltas a la plaza, el caballo ganador se lleva el Palio, que es una tela de seda pintada cada año por un pintor conocido y que supone una explosión de júbilo para la contrada ganadora y una desilusión para el resto.

Pero vamos a lo que vamos, ¿qué tal un Erasmus en Siena? En cuanto al alojamiento, tienes dos opciones: residencia universitaria o piso. En cualquier caso, lo más recomendable es que una u otro estén dentro de la muralla, ya que de lo contrario dependes de los autobuses y te pierdes la auténtica vida en Siena. Hay que decir que la ciudad no está hecha para las bicicletas por la gran cantidad de cuestas.

Sin duda lo mejor de Siena es la gran cantidad de Erasmus que estudian allí cada año, cerca de 500. Así que, aunque la ciudad sea pequeña y no tenga gran cantidad de pubs y discotecas, la fiesta está asegurada. Es muy fácil conocer al resto de estudiantes, Erasmus o no, y hay mucho y muy buen ambiente. Los sieneses no están muy por la labor de que cada año los Erasmus les revolucionen su tranquila ciudad, pero al final se resignan y ya digo, yo no me he pegado más fiestas en mi vida, jeje.

En cuanto a los estudios en la universidad, hay que decir que dan facilidades a los Erasmus, que no suele ser obligatorio asistir a clases y que la gran mayoría de los exámenes son orales. Esto último nos favorece bastante porque siempre se puede recurrir al "Non capisco molto l'italiano" y por lo general no vas a tener problemas para aprobar las asignaturas.

Y ya por último hablando más en general, decir que Italia es un país precioso, con unas costumbres muy arraigadas y una cultura muy propia. Hablar de pasta puede parecer lo típico, pero algo que yo no sabía antes de llegar allí era que la comen a diario, como el pan nuestro de cada día. Los italianos son un poco orgullosos (no puedes decirle que el aceite de oliva español o el jamón de pata negra son mejores que los suyos), bastante patriotas y, eso sí, hospitalarios. Hay muchas diferencias entre el norte y el sur (más ricos y austeros en el norte y más pobres y acogedores en el sur) y, en concreto, Siena se encuentra en ese sentido en un punto intermedio.

Como conclusión me gustaría que supierais que mi Erasmus en Siena ha sido la mejor experiencia de mi vida con diferencia, y que por tanto, aunque evidentemente también pasaréis momentos malos, los buenos los superarán con creces, que vais a divertiros como nunca, aprenderéis en un año lo que aquí en tres y, sobre todo, que una experiencia así te queda para siempre.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.