Comparador de estudios universitarios

Aún no has añadido estudios al comparador.
Usa el buscador y obtén comparativas de los estudios

Cuestiones financieras

Estudiar en Italia es más barato que hacerlo en lugares como Estados Unidos o Reino Unido pero similar a otros países europeos como España o Francia. El precio de la matrícula en las universidades públicas ronda los 1.000 euros anuales para los cursos de grado y un poco más para los estudios de posgrado. 

Las principales vías de financiación de los alumnos internacionales son obtener una beca y combinar los estudios con un trabajo a tiempo parcial. A continuación os detallamos las particularidades de ambas opciones.

Becas y ayuda financiera

Según la ley italiana, los estudiantes extranjeros tienen el mismo derecho que los italianos a acceder a las ayudas que el gobierno destina a los jóvenes universitarios. Estas incluyen becas, préstamos especiales para estudiantes, ayudas al alojamiento, vales para los comedores universitarios y la exención del abono de la matrícula, y se otorgan en base a requisitos financieros y/o académicos. Desafortunadamente, la cantidad que se ofrece es muy reducida, por lo que es difícil obtener estos beneficios.

Para obtener información acerca de todas estas ayudas lo mejor es dirigirse a las oficinas del DSU (Diritto allo Studio Universitario), que son las entidades regionales encargadas de gestionarlas. También ofrecen otros servicios como información sobre actividades extracurriculares y deportivas, transporte y consejos para la vida en Italia.

Muchas universidades otorgan becas propias que no son publicadas en sus páginas webs, por lo que es importante que contactes con la Oficina de Relaciones Internacionales de tu universidad y les preguntas por las posibilidades de financiación que tienes.

Además de estas ayudas, el gobierno italiano tiene un programa de becas destinadas a estudiantes extranjeros. Se ofrecen a todos los niveles universitarios e incluyen una ayuda al estudio, la exención del pago de la matrícula y cobertura sanitaria. La solicitud se realiza a través de las embajadas de Italia.

Hay muchas instituciones internacionales y gobiernos nacionales que también ofrecen financiación a los jóvenes que deciden estudiar en el extranjero. Gracias a la recopilación de nuestro portal de becas Universia podrás descubrir las que mejor se adaptan a tu perfil.

Trabajo

Trabajar a tiempo parcial mientras se estudia es una opción muy común entre los estudiantes italianos. Los extranjeros también pueden hacerlo pero las posibilidades reales varían en función del país de origen.

  • Estudiantes de la UE. Pueden trabajar en Italia sin necesidad de un permiso de trabajo, por lo que resulta relativamente fácil.
  • Estudiantes de fuera de la UE. Están autorizados a trabajar un máximo de 20 horas semanales pero para hacerlo necesitan un permiso de trabajo. Para conseguirlo el empresario interesado en su contratación debe redactar una carta de empleo y posteriormente enviarla a la comisaría de la Polizia di Stato. Como suele ocurrir con la burocracia italiana, el trámite puede prolongarse bastante tiempo y esto disuade a los empresarios de solicitarlo. Por lo tanto, en la práctica, las posibilidades reales de trabajar son bastante reducidas.

Ten en cuenta que uno de los requisitos más importantes para encontrar trabajo en Italia es que tengas un buen dominio del idioma italiano. Para buscar ofertas de empleo puedes recurrir a páginas webs como Infojobs y Trovo Lavoro.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.