Comparador de estudios universitarios

Aún no has añadido estudios al comparador.
Usa el buscador y obtén comparativas de los estudios

Estudiar en Noruega

Alojamiento en la universidad

Los estudiantes internacionales que llegan a Noruega pueden vivir en residencias de estudiantes gestionadas por las universidades o buscar pisos por su cuenta en el mercado privado. Esta segunda opción es un poco más difícil porque la oferta no es muy amplia pero también otorga más independencia al alumno. A continuación te explicamos las principales características de estos dos tipos de alojamiento y te damos unas sugerencias por si necesitas un alojamiento temporal para los primeros días.

Residencias de estudiantes

En Noruega es común que las universidades alojen a todos sus estudiantes internacionales en las mismas residencias, de forma que se crea en ellas un ambiente totalmente multicultural. Las entidades encargadas de gestionar las residencias son las llamadas Studentsamskipnader, que son unas fundaciones dedicadas al bienestar de los estudiantes y entre cuyas funciones se incluye la gestión de las instalaciones residenciales. Cada ciudad tiene su propia Studentsamskipnader y hay más de 25 en el país.

Para contactar con estas entidades puedes buscarlas en Internet escribiendo "Studentsamskipnader" y el nombre de tu ciudad o hablar con la Oficina de Relaciones Internacionales de la universidad a la que vayas a ir, allí podrán ponerte en contacto con ellos.

Las residencias suelen tener habitaciones individuales y espacios comunes compartidos como cocinas, baños y salas de estar. También suelen contar con servicio de lavandería, sauna, solárium, etc... Ten en cuenta que para obtener una habitación deberás pagar un depósito que te será devuelto una vez finalizada tu estancia.

Alojamiento privado

Entre los noruegos es más habitual comprar una casa que alquilarla, así que el mercado de alquiler de viviendas del país no es muy grande. La mayor parte de las propiedades que se alquilan están dirigidas a turistas y la demanda suele ser alta, así que podría llevarte bastante tiempo encontrar alojamiento. Es recomendable que comiences a buscarlo con varias semanas de antelación. Sin embargo, la mayor parte de los contratos se firman en persona, así que lo mejor es que te traslades allí varios días antes de comenzar el curso.

Para buscar pisos de alquiler en el mercado privado puedes consultar los periódicos locales o visitar páginas web como Finn, que es la más popular del país. Ten en cuenta que solo se encuentra disponible en noruego, por lo que tendrás que recurrir a un traductor.

Si vas a vivir en una ciudad grande como Oslo, no descartes buscar alojamiento en las afueras de la localidad; muchas veces resulta más fácil y es más accesible económicamente. Cuando veas algún anuncio de un sitio interesante, contacta con el propietario lo antes posible, dejar pasar el tiempo podría hacer que lo perdieras, la demanda es muy elevada.

Si deseas conocer un poco mejor el mercado de alquiler noruego puedes consultar la web Just Landed.

Albergues juveniles y hostales

Si cuando llegas a Noruega todavía no tienes alojamiento, deberás contar con uno temporal para vivir hasta que encuentres la que será tu casa definitiva. Para esos primeros días, una opción muy útil y económica son los hostales y albergues juveniles. Conseguir uno es muy fácil porque la oferta es muy grande y te costará muy poco dinero al día. En Internet puedes encontrar numerosas webs de reservas como Hostels o Hostelworld.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.