Comparador de estudios universitarios

Aún no has añadido estudios al comparador.
Usa el buscador y obtén comparativas de los estudios

Crónicas

Cambridge

Autora: Chrisie

Soy una estudiante Erasmus en la Anglia Polytechnic University en Cambridge. La verdad es que la experiencia está resultando de lo más atractiva, se la recomendaría a todo el mundo. No he encontrado apenas problemas para adaptarme, la universidad nos ha ayudado en todo momento y la gente de a pie es muy amable. Es una oportunidad única para hacer nuevos amigos, integrarte en otra cultura, mejorar tu inglés y pienso que madurar en general. Si me permitieran repetir, vendría sin ninguna duda. Así que para aquellos que estén en duda, de verdad, no lo penséis ni un minuto más, tenéis mucho que ganar y nada que perder.

Doncaster

Autor: Javier Sánchez Ruiz de Gordoa

Me marché hace dos años a pasar un año en Doncaster, una ciudad de la zona centro de Inglaterra. No fue con ninguna beca, pero espero que mi experiencia ayude a otros a saber que hacer cuando tú eres el extranjero. Durante los dos primeros meses tuve grandes problemas de adaptación. Me costaba mucho entender a los ingleses y apenas intentaba comunicarme con ellos. Pero conforme fui conociendo a la gente (aunque son un poco más raros, no se diferencian mucho de las demás personas) vi mejorar mi expresión para desenvolverme en una lengua que era extraña para mí. Conecté con un chico muy agradable que vivía en mi residencia y empecé hacer vida social.

Conocí a un grupo de ingleses que me ayudaban en todo lo que podían. Solíamos estar en la plaza que está cerca de la catedral y a veces íbamos a un centro comercial que había no muy lejos de allí para jugar a los bolos. En lo referente a los estudios, también note una importante mejora. En cuanto mejoré mi inglés, supe expresarme en los exámenes. No tenía un gran vocabulario, pero se hizo más fácil, ya que el nivel escolar allí era más bajo que el de España (por lo menos en Biología).

Respecto a lo del alojamiento y lugares de interés no puedo decir gran cosa. Yo vivía en un albergue a dos o tres kilómetros de Doncaster, pero sé que había otros chicos extranjeros de intercambio en casas particulares dentro de la ciudad. Aconsejo a todo el mundo que no se vayan de esta ciudad sin ver la catedral (por dentro) y el mercado que se organiza en sus calles.

En resumidas cuentas, el balance de mi experiencia en Inglaterra es positivo; y aunque empezó mal, luego me costó mucho volver a España.

Volvería a marcharme otra vez, pero con algún compañero español.

Glasgow

Autora: Beatriz Escribano

Yo estuve seis meses de Erasmus en Glasgow, la ciudad más populosa, industrial y moderna de Escocia. Ojalá me hubiera podido quedar los tres meses restantes del curso, y ya puestos el verano. Yo estudiaba Traducción en Granada, y fui con otra compañera más. Allí había estudiantes de nuestra carrera procedentes de toda España, y por supuesto gente de muchas otras procedencias, sobre todo si contamos el total de la universidad, no sólo la Facultad de Humanidades.

El nivel académico creo que era bueno, aunque asequible, sobre todo para los Erasmus. Eso sí, o te aplicabas en inglés, o las redacciones te las devolvían todas rojas... Respecto a hablar el idioma, sin problema, porque no sólo había muchos estudiantes hispanohablantes, sino también los profesores.

Había una oficina de atención a los estudiantes, a la que tuve que acudir a menudo por problemas con la residencia, pero en la que te atendían sin excesivas esperas. También había un servicio de atención a los estudiantes extranjeros, encargada de buscarnos alojamiento si así lo requeríamos. Las posibilidades eran varias, y podías elegir lo que mejor te pareciera. Había posibilidad de alojarse en residencias o en apartamentos alquilados a la universidad. Lo bueno de estos era que estaban situados en la zona universitaria, muy cerquita de donde se daban las clases, y que supuestamente eran asequibles (a mi no me lo parecían mucho, pero bueno, también allí los precios eran más altos en general). También te podías buscar algo por tu cuenta. Mi compañera y yo nos alojamos en un apartamento de estos, en un edificio ocupado (y el resto de los de la pequeña calle) por estudiantes. No conoces tanta gente como en una residencia y no te dan la comida, pero eso puede ser una gran ventaja, jejeje... y claro, es más barato.

Como ya he comentado, el recibimiento en aquella fría y lluviosa ciudad fue caluroso, y había actividades y acontecimientos estudiantiles a menudo, muchos orientados a los extranjeros y su integración en la comunidad universitaria. En la universidad había muchas hermandades, asociaciones y clubes donde apuntarte a practicar tus aficiones y conocer gente...

En cuanto a la ciudad, genial. Edimburgo es preciosa, tiene más encanto, pero Glasgow tiene de todo: arte, cultura, movida... Desde salas de exposiciones hasta el parque más genial que he visto nunca, pasando por miles de tiendas fascinantes. Eso sí, es una ciudad enorme, y cuesta aprender a moverse por ella sobre todo si procedes de sitios pequeños como nos pasaba a nosotras. El metro es lo mejor para salir de la zona universitaria y desplazarte al centro, donde está la zona más comercial, y muchos de los sitios donde se desarrollan actividades culturales. Más fácil que aprender a dominar los autobuses, aunque estos eran necesarios alguna vez, sobre todo para ir a barrios algo más alejados.

Sólo dos notas más. Respecto a los gastos, el nivel de vida es carillo, aunque siempre depende de cómo se lo monte uno, pero bueno, ya que vas una vez en la vida, no es plan de ir contando cada libra. Quizá los de Madrid o Barcelona no lo veáis tan caro. Y por último, la comida. No es inglesa, pero sí británica. O sea, que para los españoles acostumbrados a la mejor gastronomía del mundo, quizá sea algo durillo... a no ser que hagas tu propia compra y cocines tu comida.

Huddersfield

Autor: Diego Martínez González

La verdad es que no estuve un curso académico en el extranjero pero sí que pase dos meses allí. La experiencia fue fantástica y se la recomiendo a todo el mundo.

En mi caso fui con 17 añitos a Huddersfield, en Inglaterra, los meses de septiembre y octubre. Al principio sí que fue difícil, no conocía a nadie, de hecho yo era el único español, con lo que te toca desenvolverte como puedas. Las dos primeras semanas hay que soltarse y tratar de hablar con la gente de tu barrio y de tu clase, presentarte y contarles de dónde eres, y esas cosas. Cuanto más te relaciones mejor te lo pasaras el resto de tu estancia.

La verdad es que no me sentía muy integrado con la familia con la que estaba viviendo así que me relacioné sobre todo con chicos que vi en el barrio jugando a fútbol. En la segunda semana me invitaron a salir con ellos el viernes y ese fue el momento en el que congeniamos y a partir de ahí todo fue como la seda. Era como estar en tu barrio pero con gente de otro país, y la verdad es que si sabes algo de inglés no es difícil comunicarse, al menos a mí no me lo pareció.

Con la gente del instituto la verdad es que me resultó más difícil. Lo que quiero decir es que allí los grupos son una piña y es difícil entrar en ellos, pero bueno al final lo conseguí y acabé relacionándome con todos. Me invitaron a un cumpleaños y lo pasé genial. También conocí a una chica china que estaba estudiando español, eso me animó bastante y pude hablar con ella algo más, con más confianza, ya me entendéis.

Bueno en definitiva, al principio es duro, pero la cosa consiste en ganarte a la gente y eso es fácil siempre que tengamos algo que ofrecer, y os aseguro que todos tenemos algo.

Respecto a los estudios, sobre todo fui para estudiar inglés y a mi juicio así fue. También hice algún examen y aprobé asé que no es para tanto. Yo lo recomiendo, sobre todo por el tema de conocer una cultura nueva y de disfrutar de ella.

Londres

Autor: Tomás

Quiero comentaros mis aventuras por Londres hace 3 años.

Creo que al principio es indispensable llevar un nivel de inglés (o del idioma que vas a aprender) porque al principio no te enteras de nada. Ni por la calle, ni donde alojas, ni en las clases, que es lo peor. Yo estudio una carrera técnica y si ya nos cuesta en español imaginaos en otro idioma. Aunque por otro lado, lo bueno que tiene es que los números son números y las fórmulas son fórmulas, y si medio te enteras, luego no es tan difícil hacerlo bien en los exámenes. Aunque para mí ellos tienen el nivel un poco por debajo del nuestro.

Me sorprendió mucho la acogida. Tienen fama de fríos, pero son superhospitalarios, y más con los españoles. Que tenemos fama de fiesteros y de latin lovers. ¡Se liga un montón! Y si encima pones un poquillo acento andaluz más, jejejej. Con la gente me lo pasé genial y guardo mucho cariño a la gente se me trato tan bien. También hay que tener en cuenta la economía. Allí las cosas son mucho más caras. Es debido a que tienen otro nivel de vida. Los sueldos son altísimos. Yo trabaje en una pizzería (porque me era imposible vivir con lo que me daban) y me fue muy bien. Además, conocí gente, gane dinero, aprendí inglés, y encima algún día comía gratis. ¿Qué más se puede pedir?

Al principio me costó mucho acostumbrarme al horario, ese horario europeo que no entiende nadie. Por lo menos los que estamos acostumbrados a tomarnos un buen plato de fabada y después una siestecilla typical spanish.

Como conclusión comentaros que aconsejaría a cualquiera que se esté planteando irse a estudiar fuera que vaya sin dudarlo. Es una experiencia increíble, te ayuda a valorar todo lo que tenemos aquí, a conocer otras gentes, otras culturas y otra forma de ver las cosas.

A mí me encantó y me encantaría volver a escaparme otro añito.

Sheffield

Autor: anónimo

Me fui de beca Erasmus hace dos años a Sheffield. La verdad es que fue una experiencia inolvidable, y aconsejo a todo el mundo que pueda irse de Erasmus que lo haga. Aprendes mucho, y no sólo el idioma, sino también la cultura, maduras como persona, etc. Sheffield hoy en día se ha convertido en una de las ciudades estudiantiles de Inglaterra por excelencia. La universidad es una pasada, está todo muy bien organizado, especialmente para los estudiantes extranjeros. El sindicato de estudiantes tiene mucha fuerza y su organización es buenísima. No te tienes que preocupar por alojamiento y esas cosas, porque todo eso ya te lo organizan ellos. La primera semana te llevan a conocer la ciudad y te ayudan con lo que necesites. La ciudad no es una maravilla, pero sólo por el ambiente estudiantil y la mezcla de culturas merece la pena ir. No es una ciudad muy cara en comparación con Londres o Edimburgo.

El único problema que tuve fue que al volver a España me pegaron un palo en la carrera porque el nivel académico en España es mucho más alto, sobre todo en lo que se refiere a la traducción. Pero eso no quita que merezca la pena.

Southampton

Autora: Laura Sánchez Fernández

Yo estudio Matemáticas y el curso pasado tuve la gran suerte de poder disfrutar de una beca Erasmus en Southampton (Reino Unido). Estoy segura que irse de Erasmus está muy bien vayas donde vayas, así que animo a todo el mundo. Claro que tampoco os quiero engañar, fue una experiencia genial que repetiría tantas veces como fuera posible, pero me fui sola, sin conocer a nadie, y la primera semana allí no fue tan estupenda, y eso que soy una persona bastante independiente. Pero a pesar de todo lo que lloré el primer fin de semana merece la pena.

Sobre la universidad he de decir que en lo mío no tiene nada que ver lo que estudié allí con lo que estudio aquí. En cuanto a la matemática pura el nivel es más bajo, es una especialidad y muchas de las cosas que yo estudié como obligatorias allí eran asignaturas optativas y la mayoría de la gente no tenía ni idea.

Pero en lo que a mí me gusta, que es la matemática aplicada he de decir que muy bien, pues lo enfocan todo más hacia eso, con muchos trabajos prácticos. Me abrió la mente y me puso muy claro a lo que me quería dedicar. Lo que os puede quedar claro que las palizas de estudiar que nos damos aquí en mates a base de teorema-demostración, teorema-demostración, no existen allí.

Luego están muy bien organizados y tienen un centro, The Student's Union, en el que te pueden ayudar con todo. Sobre el alojamiento, pues si te vas todo el año es muy posible que te den residencia si la solicitas, lo cual yo aconsejo, porque están bastante bien y los pisos allí son muy caros. Además que así te ahorras todos los problemas de llegar sin alojamiento y ponerte a buscar. Si es solo un cuatrimestre, os lo tenéis que currar un poquillo más.

Respecto al idioma, cuando llegué todos los ingleses hablaban con una patata en la boca, pero poco a poco la van tragando. En las clases no tuve mucho problema, porque en mates es casi todo parecido, de todos modos los profesores suelen ser bastante majos y te echan una mano. Mi nivel de inglés no era muy bueno, así que os animaría y que no utilicéis eso como excusa. Cuando hay voluntad de entenderse la cosa va, y si te relajas y no te pones nervioso el inglés va saliendo poco a poco; el problema es cuando quieres hablar a cien por hora que tu cabeza va más rápido que tu lengua y te haces un lío con los verbos, los sujetos y todo.

Southampton como ciudad está bastante bien, no es la más bonita de Inglaterra, pero en su universidad hay muchos Erasmus y puedes conocer mucha gente. Sobre el dinerito, pues no es que Southampton sea de las ciudades más caras de Reino Unido, pero es que creo que la ciudad más barata allí nos puede resultar cara a nosotros. Es lo malo que tiene, pero también es bastante fácil encontrar un trabajillo que perfectamente puedes coordinar con las clases, porque las horas de clase allí son muy pocas. Sobre Reino Unido en general, la marcha no es la de España, pero creerme, se puede vivir un año así, la experiencia bien lo merece. Los ingleses por lo general suelen ser un poco secos y no muy sociables, pero hay de todo y lo bueno que tiene ese país es que puedes vivir con gente y que no haya ni un inglés. Después de todo este rollo espero que os hayan quedado las cosas claritas y que estéis preparando la maleta para iros de Erasmus.

Southampton

Autor: anónimo

Estoy todavía de beca Erasmus en Southampton (Inglaterra) y voy a contaros una historia preciosa de cómo me fue este viaje particular.

Todo empezó cuando una persona a la que tenía mucho respeto y admiración me recomendó viajar y estudiar fuera de nuestras fronteras españolas. La verdad es que era una opción siempre tenida en cuenta por mí, pero nunca llevada a cabo.

Bueno, vamos al centro de la cuestión. Inglaterra es un país diferente al nuestro, nunca esperes encontrar semejanzas a nuestro país dondequiera que vayas. La verdad es que no tenía información antes de venir pero me hubiera gustado investigar un poco más: residencias, casas, deportes, cines, teatros, vida social... Pero estoy contento con lo que he encontrado. Siempre depende de ti hacer de donde estés un sitio agradable. Claro que es importante recibir una buena oferta de cosas, pero aprovecharla es asunto tuyo.

Southampton no es pequeña, pero tiene limitaciones con respecto a la diversión. Todo está concentrado en poco espacio y ya se sabe que las normas inglesas son infranqueables y a veces resultan un impedimento para pasártelo del todo bien (por eso entendí el humor inglés, y su comportamiento agresivo).

Académicamente hablando me ha gustado este sistema muy práctico e interactivo de dar las clases. Me explico. Muy práctico porque todo el rato te ponen situaciones reales a resolver y casos muy tangibles de cada carrera. Muy interactivo porque te hacen trabajar todo el tiempo, sea independientemente o en grupo. Se llama aprendizaje individual. Lo que bajo mi punto de vista te hace "espabilarte" y aprendes a sacarte las castañas del fuego tu solito. Desde un punto de vista global estás haciendo trabajos reales todo el curso pero la única diferencia es que no te pagan al final.

Espero que disfrutéis y tengáis la mente abierta para todo. Recalco especialmente lo de mente abierta, porque, de otra manera, no vais a entender nada de lo que os pase.

Southampton

Autora: Laura García Peña

Información, información, información es lo importante en todo Erasmus desde la hora de elegir. Por eso escribo mi crónica, porque en su día antes de irme necesitaba mucha información. Todos más o menos sabemos lo increíble y todo lo que aporta, así que me saltaré esa parte.

Southampton es una ciudad pequeña en su casco urbano pero grande e inmensamente dispersa en cuanto a que las casas no son edificios sino chalets. Tiene bares chulos y es fácil moverse por el centro. El horario de las tiendas es incomprensible pero no queda otro remedio que hacerse. El de las comidas no creo que ningún español se adapte: por eso yo conservé los horarios españoles.

El tiempo es mucho mejor que en el norte y aunque no tiene playa siempre te puedes acercar a Bournemouth (20 minutos en bus), que aunque lleno de piedras es agradable. Fui al Southampton Institute (ahora es Southampton Solent University por razones de prestigio) y los profesores se portan, pero te hacen trabajar como a todos, por lo menos en mi caso. Saqué buenas notas pero tienes que currarte y enterarte de los formatos que siguen (assignments, essays) para hacerlo como quieren. Yo fui con un poco de nivel porque siempre me ha gustado el inglés y ayuda. Los dos primeros meses más que para hablar es para listening, luego todo llega y empiezas a mejorar.

En cuanto al alojamiento, es importante decir que es mucho más barato en pisos que en residencias. Además de cómodo, no hacía más que oír lo incómodo que es para los de residencias tener que bajar la colada y esperar y pagar a mayores la secadora. Además de los líos con las habitaciones, robos de comida y de bebidas...

Con el dueño del piso (landlord) primero hay que leer el contrato con las cláusulas. Si no entiendes, lo preguntas y no des dinero hasta pasada por lo menos una noche para cerciorarte de que todo está bien y que es lo que realmente quieres. A la universidad antes de ir les llamé y me mandaron una lista de pisos disponibles. Es como solicite el mío, aunque no estaba muy actualizada. El mejor barrio es The Polygon. El peor St Marys, aunque no tuve ningún problema viviendo allí. No cogería el piso desde aquí ni en broma, a menos que os manden fotos y os den seguridades que aun así yo no firmaría hasta llegar allí. Tampoco os fiéis de los B&B porque os pueden dejar tirados como me pasó a mí.

En mi caso, la gente de mi clase era cerrada y sólo llegué a conocer a unos pocos. El resto de ingleses sobre todo de fiesta son mucho más sociables. Como los trabajos son en grupos, se pasa fatal porque no conoces a nadie, así que tienes que hacerte un hueco y explicárselo al profesor. Hubo chicas que no querían Erasmus y decían que sus grupos estaban ya completos.

Por último, id con dinero, porque aun trabajando es un pastón como todos los demás decís. Merece la pena si sabes aprovecharlo. Mi mayor consejo: reunirse con españoles SÓLO para salir de fiesta. Espero servir de utilidad.

Swansea

Autor: Tomás

Durante el pasado curso estuve en Swansea (Gales). Supongo que suena a lo de siempre, pero no puedo hacer balance sin decir que ha sido la mejor experiencia de mi vida. Por diferentes motivos, con diferentes explicaciones, la mayoría de la gente que conocí allí coincide en definir el año del mismo modo.

Empezaré con el aspecto académico. Ha sido interesante desde el punto de vista de las clases, de conocer un nuevo modo de trabajar, de evaluar... Yo diría que se parece bastante al modelo que vemos en las películas: más libertad, más peso de los trabajos en la evaluación, más trabajo en grupo, más énfasis en habilidades como hablar en público...

Rompiendo con el tópico de que en España trabajamos poco, los contenidos de las asignaturas son bastante más sencillos (dificultades con el idioma aparte, es decir, si esos mismos contenidos hubiesen sido en mi español, la asignatura sería ...tirando a fácil), hay muchas menos horas lectivas, más vacaciones...

No quiero decir con esto que aquello fuera un paseo, ni mucho menos, hay que superar las diferencias, adaptarse al método de trabajo y llevar el trabajo al día. Y en relación a la experiencia en el plano personal... no tengo palabras. Sin exagerar.

¿Lo recomendaría? Tal y como me ha ido a mí, no me queda otra opción que un "sí" rotundo. He oído que hay gente a la que no le fue tan bien, incluso en la misma ciudad y facultad en la que yo estaba. Depende de muchísimos factores, como las expectativas que se lleven, la gente con la que conectes allí, la capacidad para asimilar las diferencias, disfrutar con lo bueno y reírte (en lo posible) de lo menos bueno, presupuesto familiar (importantísimo), medida en la que se eche de menos el sol español, etc. Depende también en gran medida, al menos eso creo, de cómo fuera tu vida anterior en España.

Swansea es ideal para un año Erasmus, ya que depende bastante de los ingresos que aportan los estudiantes, de modo que está volcada con la universidad. Desde el alojamiento a los bares o transportes, la ciudad se mueve alrededor de las necesidades de los universitarios. Es pequeñita, y en mi caso (y por lo que sé también para los demás Erasmus que conocí allí) lo que podría suponer un defecto se convirtió en una de las mayores virtudes de Swansea.

¿Bonita? Como me enseñó a responder un admirado profesor: depende. A ratos si y a ratos no. A veces la lluvia mojaba el alma, otras veces tenía un encanto indescriptible. Creo que Dylan Thomas, uno de los ciudadanos de Swansea más ilustres (con permiso de Catherine Zeta-Jones, Anthony Hopkins o Bonnie Tyler), la definía magistralmente como "una ciudad encantadora y fea".

Añadiría que el año vivido fuera sirve para cambiar la visión sobre muchas cosas, apreciar pequeños detalles que dejamos aquí, saber que hay mucho mundo ahí fuera, darnos cuenta de que muchas cosas que nos parecían complicadas son divertidamente simples.

Para terminar, resumiría diciendo que ha sido el mejor año de mi vida, que ha cambiado muchas cosas (a mejor) incluso desde antes de viajar a Gales, que me ha permitido conocer lo mejor y lo peor de la condición humana, infinitas sensaciones y algunas de las personas que serán claves en mi vida. Sueños, nuevos horizontes y la fuerza necesaria para enfrentarme a la realidad con el bagaje adquirido.

¿Qué si volvería? Esta vez la respuesta es NO. Pero sólo, porque "al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver".

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.