Comparador de estudios universitarios

Aún no has añadido estudios al comparador.
Usa el buscador y obtén comparativas de los estudios

Seguros médicos

En Reino Unido, el Servicio Nacional de Salud (NHS, según sus siglas en inglés) ofrece a los estudiantes extranjeros matriculados en un curso de más de seis meses atención médica gratuita. Cuando llegues deberás registrarte en un médico de cabecera (General Practitioner) al que podrás acudir cuando tengas un problema. En caso de urgencia, podrás ser atendido en los hospitales. Las listas de espera en la sanidad pública en Reino Unido son bastante largas, así que puede que tengas que esperar varios meses para ser tratado si necesitas una operación o intervención similar.

Por supuesto, también puedes contratar un seguro privado. Si lo haces en tu país es conveniente conocer qué servicios cubre cada póliza en Reino Unido y en qué clínicas, las cuales generalmente siempre ofrecen un servicio de gran calidad.

En el caso de estancias inferiores a seis meses las condiciones cambian para estudiantes comunitarios y no comunitarios.

Los estudiantes comunitarios podrán recibir asistencia sanitaria gratuita con la Tarjeta Sanitaria Europea. Tienes que solicitar tu tarjeta en tu país de origen antes de emprender el viaje. Con esta tarjeta tienes acceso a la misma cobertura que los estudiantes que van a estar más de seis meses.

Los estudiantes de fuera de la UE deberán comprobar si existen acuerdos bilaterales entre el Reino Unido y su país de origen. En caso de que no lo haya, es recomendable optar por un seguro privado, aunque el Servicio Nacional de Salud garantiza la atención en casos de extrema emergencia.

Introducir medicamentos en el Reino Unido

Para viajar con medicinas procedentes de otro país (por ejemplo, un tratamiento recetado en tu lugar de origen) es conveniente comprobar primero si su uso está permitido en Reino Unido.

Una vez aterrices en territorio británico, los medicamentos siempre deberán transportarse en un envase proporcionado por el farmacéutico y en el que aparezca en la etiqueta de qué se trata. Además, se recomienda llevar una receta firmada por el médico o algún tipo de registro oficial con detalles sobre la medicación transportada. Es útil ante posibles controles en la aduana, ya que los mismos medicamentos que en ciertos países no requieren receta alguna, pueden necesitarla en Reino Unido.

Para más información póngase en contacto con el servicio de aduanas y el Centro de Asesoramiento Impuestos Especiales. Tel: +44 (0) 20 8929 0152.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.